La finca, nuestro sueño

Adquirida la finca matriz en julio de 2012 por IngeOliva SL, y ampliada en 2016 por Ingealmendro SL, empresas de la familia De la Torre Liébana con tradición olivarera en Jaén, la finca Cortijo el Puerto de Lora del Río (Sevilla) era el enclave ideal para realizar nuestro particular sueño: ¡Crear un ecosistema de ensueño!. Queríamos construir una comunidad donde habitara flora y fauna en perfecta armonía para producir alimentos ecológicos de alto valor nutritivo. Un nuevo proyecto agrícola que incluyera experiencia e innovación siendo respetuoso con el Medio Ambiente. El reto incluía restaurar lo que el hombre había destruido a lo largo del tiempo y recuperar el equilibrio perdido en la Naturaleza.

Situada en el corazón de la Vega del Guadalquivir y con una superficie actual de doscientas doce hectáreas, la finca acoge cien mil arbustos en su perímetro y más de doscientos ochenta mil árboles ecológicos en seto, principalmente olivo y almendro, tanto en variedades tradicionales contrastadas como novedosas para este sistema de cultivo. ¡Distintas variedades de olivar en seto y la primera explotación en andalucía de almendras en seto! son nuevas plantaciones de I+D+I basadas en técnicas de Ecología y de Agricultura de Precisión. Además toda la extensión de tierra está plantada con cubiertas vegetales de semillas nativas seleccionadas. Esta riqueza de flora está atrayendo a otras especies animales generando biodiversidad. ¡La vida ha vuelto a la finca! Ahora junto a los olivares y Almendros revolotean crisopas, abejas, abejorros o libélulas; en el campo se interrelacionan aves, mamíferos, reptiles, insectos, peces o anfibios…En definitiva, estamos en la dirección correcta pero aún nos queda mucho camino por recorrer…

La cuadrilla verde

El proyecto del Cortijo el Puerto no es posible en solitario. Requiere un equipo humano comprometido con la filosofía verde, que aporte valor añadido a la agricultura tradicional. Nuestra cuadrilla de trabajadores, capataz y jornaleros, está implicada en el campo del siglo XXI, piensan en “Naturaleza en verde”. Por otro lado la pasión y el compromiso por la excelencia nos conduce a seleccionar los mejores asesores, técnicos, investigadores o empresas viverísticas del sector.

¡Somos alumnos aventajados de los grandes “maestros” del mercado!

El otro equipo

Diversas especies de insectos autóctonos en la finca ayudan a polinizar todo nuestro cultivo.